Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8/03/10

Hoy es día de la mujer, y no creo que eso me haga sentir más o menos mujer, que cualquier otro día.  No espero fiestas ni flores, y tampoco desayuno en la cama. No espero absolutamente nada más ni nada menos que el resto de mis días en este mundo.

Porque tengo que entender que este día no se trata de Marga, ni de mi condición de mujer como género, se trata de celebrar a todas esas mujeres, que han luchado  por conseguir los derechos que muchas veces damos por sentados, y también  aquellos que todavía debemos exigir por el tiempo que sea necesario.

Se trata de celebrar que en distintas épocas de la historia moderna mujeres han salido de la comodidad o incomodidad de sus hogares, a la calle, a las universidades, a las fabricas y a los congresos, y hasta las oficinas de políticos mediocres y otros no tanto, a convencer primero, y después a exigir que aquello que está mal desde el principio, sea corregido.

Se trata de recordar que todavía falta muchísimo por hacer, mucho terrero por ganar, y se trata siempre de mejorar, porque esa sí que es una habilidad en la que somos maestras.

Cada vez que escucho discursos “Oficiales”  donde se habla de la reivindicación de los derechos de las mujeres, de “cuánto” hemos avanzado, el clásico “peor están en otros países”, me digo “gracias a la vida por la frase vasca”: “Mucha Guilladera y Poca Ostia”, porque me ahorra tiempo para buscar una frase que encaje perfectamente con toda esa palabrería hueca: “se presume mucho y se hace poco”.

No se trata de comparaciones, se trata de una realidad muy simple: así como no es justo ni legal decidir si una persona debe vivir su vida con una sola mano, o una sola pierna, así de injusta e ilegal es la situación de la mujer en gran parte del mundo aún en pleno siglo 21.

Mis derechos son como mis piernas y mis manos, me pertenecen, y decir lo contrario es verborrea de orate.

Es hora de que el orate deje de decidir por nosotras. No creen?

Este video es una joya que recibí esta mañana por parte de mi mejor amigo, sí un hombre, tan hombre, que fue el primer feminista que conocí en mi vida.

Anuncios

Read Full Post »